Etiquetas

, , , ,

El artista Mark Lombardi llamaba a estas obras “estructuras narrativas”. Sus diseños lineales de gran belleza contenían precisamente la información sensible que gobernantes y grandes medios de comunicación se encargan mantener siempre oculta, detrás del escenario global.

Individuos, empresarios, políticos, instituciones, banqueros, empresas, hechos, cronologías, intermediarios, traficantes de armas o droga, futuros terroristas, etc… sus vínculos e interconexiones vía capitales, alianzas, sobornos, presiones políticas, etc… y las subsiguientes secuelas en forma de juicios, colapsos financieros o guerras.

Un artista peculiar, osado y trasgresor, que desgraciadamente fue encontrado muerto en su casa, en septiembre e 2000, en misteriosas circunstancias.

¿Quién se encargará ahora de añadir este trágico colofón a su obra?

Anuncios