Etiquetas

, ,

Quería compartir con vosotros una anécdota, que sucedió durante el proceso de confección de la novela.

Como algunos ya sabéis, el argumento está plagado de tesis sobre la educación, el compromiso político y social, la búsqueda de auténticos espacios para la libertad y la expresión individual, de propuestas para la articulación de una verdadera democracia, etc., etc…; pero hay una reflexión, más general y profunda, que sobrevuela el texto, de principio a fin, y que no es otra que la importancia que el Arte ha tenido, y creo que tiene todavía, para que las sociedades transformen y dignifiquen el mundo, la civilización; la realidad al fin y al cabo.

Una de las obras que cito en la novela, es ésta que presento aquí. Se titula ¿Qué es el Orden? y forma parte de una serie en la que vengo trabajando desde 2001 y que he dado en llamar “Enigmatizaciones”.

La cuestión es que, mientras hacía estas fotos para enviar un dossier de la serie a un concurso de Becas de una Fundación… ¡Crash! Un golpe de viento hizo caer la obra del murete donde la tenía apoyada.

El resultado es… ¿Una obra destruída? ¿La tiro a la basura? O ¿Intento recuperarla como Obra en sí misma, así, transformada por el Azar?

Anuncios